lunes, 12 de abril de 2010

Mi pequeña joya


Algunos sabían de su existencia, pero no acababan de creerselo. Él fue el culpable de que dejara olvidada mi Vespa Iris durante un tiempo (no podía pagar dos seguros) cuando llegó como caido del cielo a mis veinte añitos. Ahora tras ser saneado completamente esta en la fase de pintura y el resultado es espectacular.
Por cierto, ese rojo es muy mirandés. En breve lo veremos por las carreteras burgalesas !!! Si pasa la ITV claro.




5 comentarios:

Rul dijo...

Joder con "el torete", queda guapo sin parabrisas! jaja
enhorabuena

Juan Pablo dijo...

Supongo que será de gonzalo, al publicarlo tú. Está guapìsimo, parece un porche de los 80. A ver cuando vemos a esta gloria por las carreteras, ya te veo como miembro de los coches históricos, llevando a tu mujer de rally en rally, dejando la vespa para tu niño.

El hombre invisible dijo...

En principio mi mujer e hijo seguirán las ruedas del scooter desde este bólido ya bautizado como "el torete". Pero ya veremos...

Anónimo dijo...

cabron...

Anónimo dijo...

Si que es un poco cabroncete...